Ya sabéis que de vez en cuando me gusta dedicar un post para hablaros un poco sobre esos aciertos-errores que vamos cometiendo desde que nos embarcamos en la aventura de crear La novia indie. Hoy comparto contigo mi TOP 5 distracciones de emprendedora novata y cómo abordarlas.

Puede que te resulte curioso leer estas cositas o que también estés empezando y te pueda resultar de ayuda ver qué hacen otros (y sobretodo, que no hacen o no deben) para poder llevar tu propio proyecto adelante.

Aquí va mi ranking de 5 cosas que me distraen a tope en mi jornada y cómo las intento solucionar cada día.

Desayunar

Típico consejo 0,60€ ¿eh? Pero así es. En mi caso, no me apetece tomarme mucho a las 7am, y de no hacerlo, siento que el cuerpo y la cabeza no me dan para mucho hasta bien entrado el mediodía… Así que lo que hago es tomar algún té o infusión y lo acompaño de algunas multivitaminas específicas para concentrarme (por favor, desde aquí no te estamos diciendo que tomes medicamentos, este es mi caso personal y es lo que me sirve a mí).

Con esto consigo «despertar» mi mente y en cuestión de media hora estoy «a tope». Luego, sobre las 10:00 hago un pequeño break y ahí sí me tomo mi desayuno y aprovecho para oxigenar el taller/despacho y continuar posteriormente con la misma energía.

Planear el día

Soy de esas personas a la que le fascina hacer miles de listas… Aunque luego no cumpla ninguna. Desde que empecé este proyecto me lo quise tomar bastante en serio (porque si no, ¿para qué hacerlo?).

Todo esto me ayuda a poder centrarme en lo que estoy haciendo en ese momento, además de contar con cierta flexibilidad. Podemos tener planeado lo que queremos conseguir de aquí a 3 meses, por ejemplo, pero siempre teniendo en cuenta que los imprevistos surgen y, si tenemos todo al detalle de antemano, nos será mucho más fácil poder reorganizar nuestra actividad. Para ayudarme a organizarme el día, cuanto con varias herramientas.

Por un lado tengo una agenda personal para anotar todo lo que tengo que hacer de mi vida y poder cuadrarlo con la parte laboral. De ese modo nunca me piso fechas importantes, citas médicas, viajes, etc.

También cuento con un planificador mensual/semanal/diario exclusivo para las tareas de La novia indie. Esto me permite echar un vistazo rápido general a lo que me depara el mes; cada semana ir poniendo objetivos realistas de lo que debo hacer y cada día la tarea concreta a realizar y el horario establecido para cada parte que implica llevar adelante esto.

Para acabar, tengo un Excel bien sencillo donde voy anotando el contenido que quiero subir y promocionar en todas nuestras rrss, así como en la misma web y el blog.

Escuchar, delegar y agradecer

Puede que creas que ya lo sabes todo y tengas una actitud digamos… ¿prepotente? O todo lo contrario, que no tengas ni idea y encima te de «vergüenza» pedir ayuda. Nadie nace sabiendo y nadie lo sabe todo de todo. Sea cual sea tu caso, aprende a escuchar lo que otros tienen que decir. Incluso aunque no creas que una persona pueda tener muchos conocimientos, te dará un nuevo enfoque en el que quizás no hayas reparado en ello. Ya sabes, dos cabezas piensan más que una.

En este punto, también te aconsejo que aprendas a delegar. Puede que si te gusta hacer las cosas por ti mismo, te cueste un pelín dar este paso. La única forma de hacerlo es teniendo plena confianza en esa otra persona y creando una conexión para estar tranquilo sabiendo que lo hará como deseas. Y, siempre siempre siempre, sé agradecido. Abren más puertas una sonrisa sincera y la educación que los malos modos.

Mantener limpios tu espacio y tu «templo»

Tantas horas sentado frente al ordenador, estudiando nuevas estrategias o preparando tus productos, te van a ocasionar un desgaste físico y mental. Por ello, te aconsejo que siempre mantengas algún tipo de rutina que te ayude a estar en forma. Ve a pasear, a nadar, al gym, lo que prefieras, pero menea ese culo. Y aprende a desconectar. Lee un buen libro, escucha música, sal por ahí, queda con los amigos… Por mucha pasión que sientas por tu proyecto, tu mente agradecerá no estar 24/7 pensando en lo mismo. Y no te olvides de mantener limpio y ordenado el espacio que dedicas al proyecto en sí. Cuando termines tu jornada, recoge todo en su sitio. Eso te va a ayudar a poder empezar con más ganas a la mañana siguiente.

No dejar lo más difícil para el final

O lo que es lo mismo, deja de “procrastinar”. Siempre hay tareas que nos cuestan un poco más y nos dan pereza. Os lo dice una procrastinadora nata. En mi caso, me pasa con todo aquello que implica aprender sobre términos legales para la web, qué cosas debo hacer y tener en cuenta como autónomo, etc. Me parece un señor royo, porque además me cuesta un mundo enterarme. Por eso mismo, es lo primero que hago al empezar el día. Le dedico un par de horas para aprender sobre un aspecto concreto y así no saturarme. Una vez hecho esto, siento que todo lo demás viene rodado e intento intercalar horas de creatividad «manual» (como hacer las diadema, preparar los pedidos) con creatividad «mental» (escribir los posts, preparar el contenido para las rrss, etc).

Estos son los cinco aspectos que más he tenido que pulir en estos primeros meses y creo que ya los tengo dominados al haberles dado estas soluciones que os cuento.

¿Cuáles son vuestras mayores distracciones a la hora de currar? ¿Cómo intentáis resolverlas?

Deja una respuesta